2

Exposicion de antigüedades

Con esta exposición de antigüedades nos gustaría recrear como era el día a día en la vida de la mayoría de nuestros padres y abuelos que vivían en el campo; como eran sus casas, sus cocinas, sus alcobas… Y como eran los útiles y aperos de la huerta.

1Se pretende hacer un homenaje a tantos y tantos oficios que poco a poco se han ido perdiendo y que transmiten la dureza de un tiempo de trabajo de sol a sol en el que nuestros antepasados optimizaban los recursos que la naturaleza les ofrecía.

Quien no tiene una casa en el campo, o un amigo, un abuelo, un tío etc… Seguro que recordará alguna cosa de las que va a poder disfrutar en esta exposición de antigüedades.

 

Así mismo, podremos enseñar a nuestros hijos como eran los materiales de construcción de muchas de las casas de nuestros pueblos. Porque no siempre hemos tenido esas vasijas de plástico, antes eran todas de hojalata y de barro; ya no viene el estañador, quedan muy pocos afiladores, las peluquerías ya no son lo que eran, y oficios tan arraigados como el cestero o el carnicero prácticamente han desaparecido o han pasado a formar parte de una industria que solo se dedica a venderlos como cosas de recuerdo.

3Nuestras abuelas siempre estaban trabajando ayudando en las labores del campo, lavando en el rio haciendo la comida, criando a los hijos, cuidando de los animales de la casa, atendiendo al marido y que poco reconocimiento tuvieron nunca.

Sirva esta exposición de antigüedades como recuerdo y agradecimiento a todas estas mujeres. Para todos los hijos y nietos, que vean que no siempre fue tan fácil y cómoda la vida, las cosas se consiguen trabajo y esfuerzo.

A los que llegan de otros países, que entiendan que el bienestar del que se disfruta en España está cimentado en el duro trabajo de nuestros padres y abuelos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest

No hay comentarios

Escriba sus palabras

Ir abajo
book de fotos